Carta del Director

Los líderes de hoy comprenden cómo la tecnología lleva a las empresas al Éxito

Sebastián Ríos

El explosivo aumento de la disponibilidad de las tecnologías de la información (TI) ha creado grandes oportunidades para innovaciones importantes en la manera en que las organizaciones crean valor y se hacen más competitivas. Sin embargo, la capacidad de éstas para utilizar tales tecnologías en el mundo y en Chile ha sido, en general, menos que satisfactoria.

La razón detrás de esta situación -como se ha validado en investigaciones realizadas por el Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile en este país y por Mckinsey en el mundo- es que los ejecutivos y profesionales que realizan la gestión en las empresas e instituciones no están preparados para diseñar los modelos, procesos y prácticas del negocio a partir de las oportunidades que ofrecen las TI.

Por otro lado, los especialistas en las tecnologías no saben de gestión y tampoco pueden realizar tales diseños. Esto genera la necesidad de formar un profesional integrador de gestión y tecnología, especialista en diseñar modelos, procesos y prácticas de negocio a partir de las oportunidades que ofrecen las TI.

El MBE satisface esta necesidad de formación de profesionales con un enfoque muy innovador y un programa académico de alto nivel. Los programas que enfrentan este tipo de formación en el mundo caen bajo la denominación de BPM, pero nuestro enfoque es más sistémico e integrador de diferentes disciplinas.

“El MBE satisface esta necesidad de formación de profesionales con un enfoque muy innovador y un programa académico de alto nivel.”

Este enfoque incluye las mejores prácticas enseñadas en los ramos de gestión dentro de una metodología de diseño del negocio y de los procesos de éste, de lo cual se deriva un diseño tecnológico basado en TI. Tal metodología parte de la Estrategia y el Modelo de Negocio de una empresa para diseñar una Arquitectura de Procesos y el detalle de tales procesos, incluyendo el apoyo TI a éstos, lo cual permite una alineación del desempeño de las operaciones con los planteamientos estratégicos. Lo anterior es complementado con la idea fundamental de que los alumnos estén asociados a empresas, en el estilo residencia, de tal manera que el enfoque bosquejado sea aplicado a proyectos reales en tales empresas.

Es un requisito de graduación que los alumnos del MBE hagan una innovación significativa en el diseño del negocio de una empresa, lo cual debe ser validado por un ejecutivo de la misma compañía que asiste al examen de grado.